Gracias al seguimiento automático del terreno, el drone puede ir adaptándose a los distintos desniveles geográficos, evitando de este modo colisiones indeseadas en las misiones automáticas.

El seguimiento automático se activa automáticamente en función de las alturas de vuelo.

Comparte esta página